Bienvenidos
Corre el año 2015, la vida en Nueva York es ajetreada, llena de tráfico, contaminación y personas ocupadas en sí mismos, cual autómatas pasando cerca de los otros sin mirar.

Sin embargo, diferentes hechos se han suscitado a lo largo de la ciudad, cosas que un día sin más comenzaron a aparecer creando especulaciones entre los Neoyorkinos: Seres extraños sobrevolando la ciudad, personas con “dones” tales como súper fuerza, o inclusive criaturas salidas de libros de historia o fantasía.

Algunos lo llaman locura colectiva, otros que han visto los videos en Youtube dicen que son efectos y videomontajes excelentemente bien hechos.

Pero hay quienes saben que todo esto es real.

Aquellos que han sido llamados por sus padres, los bendecidos por los dioses, actualmente luchan contra enemigos que han comenzado a aparecer por las ciudades, cada vez más cerca del mundo mortal. Algunos saben exactamente que sucede, otros sin embargo comienzan apenas su camino para descubrirlo.
New York Times
06.12
Hemos cambiado el código de los perfiles de mensaje! Pedimos que editen la información y los avatares de los perfiles de los personajes, gracias! Tamaño del nuevo avatar: 230x320.

14.11
Como cada año desde hace ya varias décadas, el Edificio Rockefeller se viste de gala trayéndonos este año los mejores trajes de su temática Victoriana y Medieval en su espectacular Fiesta de Mascaras. Es la fiesta donde todos desean estar, pero a la que solo unos pocos logran entrar. Si eres de esos pocos NO te la puedes perder!

01.11
Hemos abierto el Sistema de Experiencia. Visita este tema para más información.

04.10
¡Apertura del Foro!
censo
Panteón
Censo
Aesir
003
Amatsukami
001
Aztlanti
003
B. Celestial
002
Devas
002
Dodekatheon
006
Loa
002
Pesedjet
003
Mujeres
010
Hombres
012
Los posteadores más activos de la semana

Sabías Qué?
Awards
Nombre apellido
Mejor xxxx
Nombre apellido
Mejor xxxx
Nombre apellido
PJ más xxxx
Twitter
Afiliados Hermanos
2 de 5
Créditos
» Skin y tablillas obtenidos de Captain Knows Best creados por Neeve, gracias a los aportes y tutoriales de Hardrock, Glintz y Asistencia Foroactivo. El diseño de los modulos pertenece a la Skin The Dark Knight Rises de Captain Knows Best. Otras tablillas y códigos usados tienen sus respectivos créditos, tal como fueron adquiridos.
» Diseños realizados por Dee Dee para Scion, The Hero. Las imágenes y fotografías fueron adquiridos de diferentes fuentes y pertenecen a sus artistas. » Scion, The Hero se basa en el juego de rol de mesa del mismo nombre, derechos son propiedad de White Wolf, Inc y Onyx Path Publishing. » Las tramas y personajes son propiedad de las administradores y jugadores del foro, no copies, se original!
Directorio
2 de 9
Afiliados Elite
21 de 33
Últimos temas
» En busca de la hermandad (Abierto)
Lun Ene 04, 2016 6:24 pm por Thomas Webber

» Comiezan los Estudios.|Libre|
Dom Ene 03, 2016 5:33 am por Shane Jawara

» Seattle Grace Hospital | Afiliacion Normal
Vie Dic 25, 2015 5:23 pm por Invitado

» El chico que aparecio sin mas...
Miér Dic 23, 2015 3:11 pm por Karolyne Seena

» = TRAMA = EL BAILE DE LOS PANTEONES
Miér Dic 23, 2015 1:20 pm por Oráculo

» En la cara no, en la cara no!// Rol Privado con Arabelle Hastings - Xi Yuang
Dom Dic 20, 2015 11:11 pm por Adlet Muzule

» Reign Of Fire. Normal. Cambio de botón
Dom Dic 20, 2015 8:58 am por Invitado

» First time
Sáb Dic 19, 2015 12:18 pm por Adlet Muzule

» NO SOUP FOR YOU!
Mar Dic 15, 2015 6:12 pm por Bal Damodar Dharmadhikari

» FAQ
Dom Dic 13, 2015 5:24 pm por Xi Yuang


Nadie tiene porque saber.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Nadie tiene porque saber.

Mensaje por Itzmin C. Fuentes el Miér Nov 18, 2015 1:52 pm



El sistema de seguridad en el departamento era terrible, vergonzoso es lo que era. Y más aún cuando tu mejor amiga trabaja en dicho departamento, dándote recorrido en alguna que otra ocasión, y las sombras son tus aliadas junto con algunas ratas a quienes ha prometido comida a cambio de cooperación. Las ratas no eran idiotas, como muchos podrían pensar, era peligrosamente precavidas, pero la ventaja de la chica era, en primer lugar, que podía hablar su idioma, el segundo que esta no era la primera vez que hacía tratos con ellas, pues desde que se mudó al Bronx hacia años había tenido que aprender, a veces por las malas, que con las ratas no se debe tomar nada a la ligera.

Fue dulce melodía el escuchar los gritos por parte del departamento al encontrarse con ratas saliendo de todas partes, escondiéndose donde menos se lo esperaban y saliendo de nuevo para atormentarles. Sabía que Sarah no estaría ahí, ella no tenía turno nocturno en esa ocasión, por eso el aprovechar la preciosa noche, pesadamente nublada y ahora llena de ruidos histéricos. En las sombres, la mujer podía moverse con facilidad, entrando por la puerta trasera y deslizándose hacia la morgue. Unas cuantas ratas más viajaban con ella, siendo depositadas con cuidados para asegurarse que las habitaciones estuvieran vacías, estas eran sus vigías por ahora. Una vez la costa estuviera libre y la chica pudiera adentrarse en la morgue, apagaría todas las luces de esta y pondría a las retas vigía a morder a quien sea se acercara al interruptor.

En la oscuridad ella podía ver tan claramente, quizá un poco más, que durante el día, permitiendo que se moviera con toda facilidad, leyendo los cajones de los cadáveres, buscando un nombre en específico de un hombre, cuyo cuerpo fue encontrado en un callejón en la tarde de aquel día, golpeado hasta morir el pobre y la autopsia aún no había sido realizada.

Un corte, sólo eso necesitaba, lo suficientemente profundo para que aquella sangre manara antes de que fuera completamente inútil. Tenía el frasco, los guantes, el cuchillo ceremonial completamente limpio y las botas eran de hombre, por si acaso. Ya había realizado esto con anterioridad, pero en cadáveres cuya muerte había sido por cuchilla…sin embargo no había ya tiempo de elegir otro. Un desliz en cinco años nunca le ha hecho daño a nadie…
Itzmin C. Fuentes
avatar
Mensajes : 75

Atzlánti

Volver arriba Ir abajo

Re: Nadie tiene porque saber.

Mensaje por Erika Nilsson el Sáb Nov 21, 2015 5:23 pm

Una morgue no es el lugar tétrico que muchos creen, de hecho, se parece más a un laboratorio que a otra cosa. Un laboratorio con cuerpos humanos almacenados yendo de un lado a otro. De acuerdo, a la gente la idea de ver cadáveres no le resulta especialmente agradable, pero para quienes trabajaban allí era lo más normal del mundo. Todos estaban acostumbrados a la mezcla de olores, a las luces fluorescentes y al frío, y para todos era algo cotidiano y fácil de llevar. A menos, claro, que se hiciera de noche.

Entre los pocos forenses del lugar se había extendido la sana costumbre de echar a suerte los últimos turnos de la jornada, pues ninguno estaba interesado en convertirse de manera permanente en encargado de cerrar el sitio. Hasta para quienes trabajan con difuntos diariamente resulta desagradable tenerlos de compañía a últimas horas de la jornada. Aquel día le había tocado a Erika la grata tarea de hacer inventario, guardar a cada cual en su cajón y cerrar la sala a cal y canto.

¿Por qué no se unió, como sus compañeros de la comisaría, a la simpática histeria colectiva que los roedores formaron? Sucedió que cuando todo aquello sucedió ella estaba organizando el archivo de la morgue, otra de las emocionantes actividades casi diarias en manos de los forenses, trabajo que hacía escuchando música. Si no escuchó los sonidos del alboroto fue porque en aquel momento tenía los cascos puestos y tarareaba Closer to the edge mientras guardaba las fichas de los inquilinos que más recientemente habían abandonado aquel lugar.

Sólo se percató de lo que sucedía cuando volvió la vista hacia la sala de autopsias y se encontró con absoluta oscuridad. Sí, definitivamente, que no hubiera luz y se escucharan los gritos ayudó bastante para deducir que algo sucedía. Además, por encima de los gritos, pudo escuchar ruidos en su propio laboratorio. Suyo. Suyo y de otra gente, técnicamente del Estado, pero también suyo. Especialmente cuando sólo estaba ella allí.

Encendió la linterna del móvil cuando llegó a la fuente del sonido, sujetando todavía la carpeta que había contenido las fichas de los difuntos contra su cuerpo con la otra -...Debería advertirte de que lo que estás haciendo es muy ilegal- comentó con tono calmado.
Erika Nilsson
avatar
Mensajes : 8

Aesir

Volver arriba Ir abajo

Re: Nadie tiene porque saber.

Mensaje por Itzmin C. Fuentes el Miér Nov 25, 2015 5:47 pm

El sonido de la puerta abriéndose la hizo congelarse en su lugar, y la voz la puse más tensa de lo esperado. Estaba de espaldas a la puerta, con el cabello recogido bajo una gorra y el torso cubierto por un suéter de manga larga y cuello de tortuga, por lo cual no temía a que le vieran, no la reconocerían, y podría escapar con facilidad…Solamente debía deshacerse de la mujer que había hablado, con un tono irritantemente calmado. No era normal. Ella no era normal.

Era más que la actitud de la mujer lo que delataba, a ojos de Itzmin, que no era una simple humana. Sus pequeños secuaces también reaccionaban, de una manera nunca antes vista por la muchacha, hacia la mujer. Estaban en completa alerta, como si de la peor amenaza se tratase. Dar miedo a una rata, y más aún a una acompañada de casi toda la colonia, era una proeza que la mexicana consideraba imposible, hasta ahora. Puso la daga fuera de la vista de la intrusa, sosteniéndola ligeramente detrás de si antes de voltearse, desdoblando el cuello de su suéter para alzarlo y cubrir su rostro hasta la nariz, pues si le veía o no los ojos no importaba, en esa oscuridad, no podría reconocerlos.

-Nadie tiene por qué saber.- Respondió con un tono bajo, pero al mismo tiempo audible. -Si me deja ir, haré que la dejen ir también.- A pesar del estrés en las pequeñas criaturas, estas aún no atacaban a la mujer, solamente la rodeaban, sorprendiendo aún más a Itzmin. Solamente había unas pocas ratas en la habitación con ella, pero en el tiempo en que la mujer había hablado y la mexicana le había respondido, más de ellas se habían unido, como si refuerzos hubieran sido llamados para protegerla, pero en realidad era para protegerse así mismo. La joven estaba consciente de que, a un movimiento de la extraña, las ratas actuarían rabiosas. Algunas atacarían, y otras huirían. A pesar de ser un obstáculo para su objetivo, esa era una escena que deseaba evitar. -Solamente necesito tomar algo pequeño que nadie extrañará.- Ante esto, acercó el filo de la daga ceremonial al cadáver nuevamente. Sabía exactamente en donde cortar, era algo rápido, pero no se atrevía a rasgar la piel siquiera todavía, pues no sabía si la mujer haría algo alocado.
Itzmin C. Fuentes
avatar
Mensajes : 75

Atzlánti

Volver arriba Ir abajo

Re: Nadie tiene porque saber.

Mensaje por Erika Nilsson el Mar Dic 08, 2015 4:19 pm

Tenía un cuchillo y la amenazaba con ratas. Con ratas. De no ser porque su entorno desinfectado estaba ahora repleto de aquellos pequeños roedores, la idea le hubiera parecido hasta hilarante. -Me temo que te equivocas, yo lo sabría- miró al suelo y dio un paso lentamente. En pocas otras ocasiones se había sentido tan agradecida de que los animales parecieran tenerle fobia.  

-Verás. Da la casualidad de que a ese inquilino en particular todavía no se le ha hecho la autopsia, están alterando pruebas y eso no puedo permitirlo- otro paso. En serio, ella seguía teniendo un arma. ¿cuán amenazador podía resultar el bolígrafo que tenía en el bolsillo del pantalón?

Cuando pudo ver con más claridad el cadáver, sintió un leve cosquilleo en el fondo de sus pensamientos. Una sensación fría que conocía de sobra. Sucedía más veces de las que estaba dispuesta a admitir delante de nadie. Empezaba con un absurdo hormigueo al que seguía la sensación de tener algo en la punta de la lengua y de un momento a otro, ante sus ojos aparecía con claridad lo que le había sucedido al cuerpo que tenía sobre la mesa. Le gustaba pensar en ello como un sexto sentido forense, porque era más sencillo que plantearse lo que sucedía realmente.  

Contusiones múltiples por todo el cuerpo, el mismo objeto romo para todos los golpes. Costillas rotas, heridas externas e internas de todo tipo. Para cuando le dieron en la cabeza, estaba de sobra hecho polvo. Pero, vamos, que no habría sobrevivido ni aunque le hubiera llegado ayuda un instante antes de aquello.

-¿Para qué demonios quieres su sangre, o su carne, o lo que pretendas conseguir con ese cuchillo? No fuiste su asesina- extendió el brazo para intentar tomar el de la otra -Podrías soltar el arma, así no tendrías aspecto culpable cuando los oficiales vengan aquí abajo- sugirió. Aquella especie de repentina y absurda benevolencia, ¿de dónde salía?


Spoiler:
Tardé la vida. Ódiame.
Erika Nilsson
avatar
Mensajes : 8

Aesir

Volver arriba Ir abajo

Re: Nadie tiene porque saber.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.